Vidas paralelas

Prof. SERGIO SEPÚLVEDA SEPÚLVEDA
Magíster en Historia
Programa de Estudios Europeos.

Así se titula la obra de Plutarco, en que describe la vida de ilustres personajes del mundo clásico como el estratega Pericles, y otros aciagos como Alcibiades, demagogo que ayudó a la ruina de Atenas.

De Pericles podemos resaltar su papel como símbolo del esplendor ateniense y cuya calidad se manifestó en el “discurso fúnebre” que hiciera al inicio de la Guerra del Peloponeso: “Puesto que la administración se ejerce en favor de la mayoría, y no de unos pocos, a este régimen se lo ha llamado democracia”. Por otro lado, Alcibíades, por su ambición para obtener reputación, terminó hundiendo a Atenas en la derrota en la guerra.

Hoy, en nuestra patria y en el orbe, la Covid-19 sigue causando dificultades desde lo sanitario, y también en lo político, en que hay democracias que se han debilitado tanto por los problemas económicos como con el auge de liderazgos y partidos populistas, y en vista de ello estamos igual que los atenienses en la encrucijada después de la muerte de Pericles, por lo que es de esperar que la pausa en el proceso electoral ayude a tomar buenas decisiones y que efectivamente la nueva carta fundamental cumpla con los consensos para reformular el “pacto social”.

Sin embargo, respecto al proceso electoral he visto con curiosidad el afán refundacional cuando se habla del “Nuevo Chile”, pues en el Viejo Mundo se hablaba del “Estado Novo” en Portugal, la Nueva Italia en la era fascista, o la conocida “Deutschland Erwache” de Hitler y cuyos resultados fueron nefastos. También Ibáñez hablaba del “Chile Nuevo” en su primer gobierno, que terminó abruptamente en 1931, por lo que las expectativas deben ser aterrizadas para evitar decepciones. Lo mismo cuando los marxistas hablaban del “hombre nuevo” y despojado de su humanidad, que terminó siendo un instrumento de la ideología y del Estado.

Otro aspecto es lo referente a los “legados” políticos: en Alemania, Merkel -que ha gobernado la misma cantidad de años que H. Kohl-, se encuentra en la misma situación de aquél, en que la CDU está quedando fuera del gobierno, por lo que su “legado” de dejar sucesor no se ve claro. Lo mismo por estos lares, en que Bachelet y Piñera juntos han gobernado la misma cantidad de años, y ambos se preocuparon de dejar “legados”. Así, las vidas paralelas nos enseñan que de la historia se pueden seguir sacando enseñanzas, aun en periodos de crisis. O puede ser que debemos ir por más Pericles y menos Alcibiades.

es_ESES